17M: Día Internacional contra la LGBTfobia

17 de mayo de 1990: La Organización Mundial de la Salud excluye la homosexualidad del catálogo de enfermedades mentales. En las décadas anteriores, varios miembros de la American Psychiatric Association habían comenzado a denunciar la arbitrariedad de considerar la homosexualidad como una enfermedad. Este acontecimiento clave en el proceso de normalización de la diversidad sexual dio origen al establecimiento del 17 de mayo como Día Internacional contra la Homofobia. Posteriormente, la paulatina incorporación del resto de orientaciones sexuales al ámbito de la diversidad sexual impulsó que el término “homofobia” fuese reemplazado por “homofobia, bifobia y transfobia” o, de un modo más sintético, “LGTBfobia”.

Desde el 17 de mayo de 1990 han transcurrido treinta años. Treinta años a lo largo de los cuales la comunidad LGTB (y el resto de siglas asociadas a la diversidad sexual y de género) ha reivindicado que todas las personas deben tener los mismos derechos, deberes y oportunidades, con independencia de la orientación sexual o expresión de género. En estos treinta años se han producido importantes avances en materia de igualdad, logro del que podemos enorgullecernos como sociedad. Sin embargo, también encontramos evidencias de que todavía queda mucho camino por recorrer: sentimiento de culpa o falta de referentes en personas LGTB, actitudes de desprecio o condescendencia, humillaciones, amenazas, agresiones hacia miembros del colectivo, obstáculos añadidos para acceder a un puesto de trabajo, etc.

Aprovechando la reciente creación del grupo de trabajo LGTBI+ dentro del Proyecto Aulas por la Igualdad, profesores y personal no docente del IES Calderón de la Barca nos sumamos a esta campaña reivindicativa con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia compartiendo toda nuestra paleta de colores: “En el arcoíris de la escuela no sobra ningún color”.